‘Las modificaciones de Titsa van a perjudicar al ciudadano’

Sí se puede afirma que los recortes pueden incumplir la Ley de Ordenación del Transporte de Canarias.

Fernando Sabaté, portavoz insular de Alternativa Sí se puede, indica que los recortes que anuncia el Cabildo de Tenerife  provocarán una disminución de 1.700.000 kilómetros de servicios de guagua, que afecta en un 70 por ciento al área metropolitana de Tenerife. «Se trata de una ofensiva en toda regla contra la guagua, como modelo de transporte público más utilizado en la Isla», afirma Sabaté, «en su momento fueron muchas las voces que alertaron de que, el enorme esfuerzo económico que se hizo en beneficio del tranvía y de los proyectos de trenes, iba a perjudicar directamente a las guaguas y ahora se ha convertido en una realidad».

Sabaté denuncia que el recorte del Cabildo es absolutamente abusivo que incluso puede incumplir la Ley 13/2007, de 17 de mayo, de Ordenación del Transporte por Carretera de Canarias, que en su artículo 4.2 establece la necesidad de establecer un transporte público que genere la satisfacción de la demanda de movilidad de la población en general, garantizando su derecho a un transporte público regular, de calidad, y sostenible.

Bonos

Desde Sí se puede alertan además de las dificultades que a partir del 5 de mayo pueden encontrar miles de viajeros que usan los bonos para jubilados, discapacitados, familias numerosas y estudiantes, emitidos por el Cabildo, que son sólo válidos para todas las guaguas interurbanas. A partir de esa fecha las personas que utilicen las líneas 135-140-141-145-234/236-235-237-239-245-246 y 247, no podrán usar esos bonos, ya que las once líneas se convertirán en urbanas. Según informan, estos bonos se pusieron en marcha en enero de 2010, especialmente para los colectivos con mayores dificultades, ahora no podrán ser usados por los vecinos de Añaza, Santa María del Mar, Tíncer, El Sobradillo, El Tablero, Taco, Los Andenes, Llano del Moro, Igueste de San Andrés, Taganana y el resto de caseríos de Anaga.

El portavoz de Sí se puede asegura que la opción que desde Titsa están dando, de acogerse a los bonos que tramita el propio Ayuntamiento, representa un agravio comparativo para estos barrios, ya que el nivel de exigencia para tener derecho al mismo es muy superior a lo que pide El Cabildo.

Los ecosocialistas piden que se de marcha atrás a este brutal recorte de un servicio fundamental en la Isla de Tenerife y que, en todo caso, se informe correctamente a los usuarios sobre los cambios que se van a encontrar la próxima semana. Además alertan a la población sobre las propias declaraciones de los responsables de Titsa, que aseguran que en junio se anunciarán nuevos recortes de líneas y servicios, además de una anunciada y significativa subida de los precios, que podría afectar a bonos como el de 40 euros.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.