Las islas no capitalinas dispuestas a reducir el precio del combustible

 precio del combustible

Gasolinera

La Palma quiere más gasolineras mientras que La Gomera busca la fórmula de las cooperativas

La Consejería de Ordenación del Territorio del Cabildo de La Palma está trabajando en la línea de favorecer la competencia en el mercado de la distribución de combustible en la Isla, con la finalidad de contribuir a reducir el coste del mismo entre los consumidores.

El consejero responsable del área, Gonzalo Pascual, se ha mostrado convencido de que una de las posibles soluciones pasa por posibilitar la implementación de nuevos puntos de distribución que diluyan el oligopolio que existe en la actualidad en este sector.

En este sentido, Gonzalo Pascual indicó que desde Política Territorial se está trabajando para hacer posible la creación de nuevos puntos de distribución, en terrenos donde no esté expresamente prohibida esta actividad por el Plan General de Ordenación del municipio o el Plan Insular de La Palma, debidamente motivadas, mediante la tramitación de las declaraciones de interés público y social.

«El Cabildo, junto con el resto de administraciones públicas, debe trabajar para lograr el acceso de nuevos operadores a la Isla, que permitan una mayor competencia y, por tanto, abaratar el coste del combustible», concluye Gonzalo Pascual.

Cooperativas para disminuir el precio del combustible

El presidente del Cabildo de La Gomera, Casimiro Curbelo, ha presentado una propuesta destinada a reducir el precio del combustible para los sectores estratégicos, a partir de la creación de infraestructuras de carácter público, con el objetivo de que sean gestionadas como cooperativas, a las que tendrían acceso profesionales de sectores fundamentales – sector primario, transporte público – de la economía insular, para repostar a precios más económicos que los fijados por las distribuidoras.

Curbelo puntualizó que esta es una de las alternativas que se plantean ante las indicaciones de diferentes informes emitidos sobre la evolución de los precios en las islas, y en los que se expone que la ausencia de competencia, así como en menor medida, los sobrecostes de la doble insularidad.

“Si esta vía no diera resultados habría que activar el mecanismo previsto en el Estatuto de Autonomía, que determina el establecimiento de recursos para suplir los sobrecostes estructurales de la doble insularidad. Esta solución sería compleja, pero está ahí”, aseveró.

El presidente insular también hizo hincapié en facilitar la llegada a las islas occidentales de nuevas empresas interesadas en la distribución de combustibles, mediante la disposición de suelo en el que poder instalarse. “Se trata de poner todas las herramientas legales para que la iniciativa privada se interese por invertir en la isla, propiciando un escenario de competencia real”.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.