‘Las huellas imborrables’

Las huellas imborrablesUn nuevo misterio de la mano de la exitosa escritora sueca Camilla Läckberg.

Los últimos coletazos del verano quedan patentes en lanzamientos como el de Las huellas imborrables, una novela coral en torno al conocido personaje de Erica Falck. Aunque es cierto que Falck n es estrictamente la protagonista de la última novela de Läckber, sino más bien un personaje casi accesorio cuya investigación no es más que uno de los apéndices de una investigación mucho mayor para resolver la aparición de un cadáver y su presunta relación con un grupo neonazi.

Camilla Läckberg consigue mantener la tensión del argumento en dos tiempos: el presente, en el que los personajes intentan despejar muchas incógnitas sobre el caso –algunas de ellas desde un plano más personal- y el pasado –un pueblo de Suecia durante la II Guerra Mundial-, en el que una serie de acontecimientos cambiarán la vida de los personajes del futuro.

Sin embargo, Las huellas imborrables desaparecen pronto, con el soplo de aire que te salpica la cara en cuanto llegas a la última página y cierras el libro. La escritura de Läckberg está al servicio del argumento, sin demasiado tiempo para frases o situaciones capaces de hacer historia. Además, la novela se precipita hacia un final previsible sin apenas tensión argumental, y un thriller no debería permitirse el lujo de que el lector sepa de antemano cuál va a ser el destino de los personajes.

Novela de verano, entretenida, pero poco más.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.