Las facturas ‘no se compadecen con las actividades que Aizoon decía realizar’

El abogado de la AEAT rechazó las facturas que libran a la Infanta de un delito fiscal.

El pasado mes de enero, el director de los servicios jurídicos de la Agencia Tributaria -AEAT-, Juan Manuel Herrero de Egaña, emitió un informe en el que rechazaba las facturas que recientemente han sido admitidas como deducibles por Hacienda al considerar que “no se compadecen con las actividades que Aizoon decía realizar”.

Concretamente se refería Herrero a la emisión de tres facturas ‘falsas’ en concepto de ‘consultorías’, que ascienden a 69.900 euros y que Hacienda admite ahora como válidas, ‘salvando’ a la Infanta Cristina de un delito fiscal.

En su informe del mes de enero, el responsable jurídico del Fisco señalaba que “no aparecen gastos relacionados con el normal desempeño de la actividad de asesoría que tendría cualquier sociedad que realmente se dedicara a esa actividad” y especificaba que la principal actividad de la sociedad Aizoon -participada al 50 por ciento por el matrimonio de los duques de Palma- “era la del alquiler de inmuebles y por un importe anual -30.576,12 euros en 2007 y 27.329,56 euros en 2008- muy inferior a los importes facturados por la supuesta actividad de asesoría -645.453,40 euros en 2007 y 494.156,22 euros en 2008-“.

A pesar de estas consideraciones y de los posteriores argumentos de la Fiscalía Anticorrupción, que corroboraba estos mismos datos, se ha producido un cambio de criterio en Hacienda que impide que el fraude de Aizoon sea elevado a delito fiscal.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.