Las denuncias por abusos y fraudes en telecomunicaciones baten todos sus records

Reclama al Gobierno y las comunidades autónomas que controlen al sector y le apliquen de una vez multas proporcionales a los graves fraudes que se cometen.

Las denuncias por abusos y fraudes en telecomunicaciones tramitadas por FACUA-Consumidores en Acción batieron todos sus records en 2011. El balance anual ¿Qué denuncian los consumidores?, que la asociación ha presentado, refleja que casi cuatro de cada diez reclamaciones, el 37,4 por ciento, fueron contra compañías que prestan servicios de telefonía y acceso a Internet.

FACUA reclama a los titulares de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, y Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, competente en protección de los consumidores, medidas que, además de mejorar la regulación de los servicios de telecomunicaciones, garanticen el control del sector por parte del Gobierno y que se apliquen y difundan públicamente de una vez sanciones proporcionales a los graves fraudes que se cometen en el mismo.

Tras las telecomunicaciones, destacaron las reclamaciones contra la banca, 7,8 por ciento, el transporte, fundamentalmente el aéreo, 7,1 por ciento, las compañías eléctricas, 6,2 por ciento.

En quinto lugar, las aseguradoras, con el 5,8 por ciento. A continuación, las quejas relacionadas con la compra y reparacion de electrodomésticos y equipos electrónicos, 4,7 por ciento, y la adquisición de viviendas, 3,5 por ciento.

En 2011, FACUA presentó 3.182 denuncias de oficio. De ellas, 2.504 fueron por posibles incumplimientos de la Ley del tabaco, 288 por el incumplimiento de la normativa de información sobre precios, hojas de reclamaciones o barreras arquitectónicas en establecimientos de hostelería, 210 por prácticas de spam telefónico y treinta y nueve por la venta ilegal de medicamentos a través de Internet.

Los principales motivos de las denuncias de los consumidores

En telecomunicaciones, los principales motivos de las denuncias de los usuarios son incumplimientos de ofertas comerciales, envíos de facturas después de que los usuarios hubieran solicitado la baja o amenazas con penalizaciones abusivas por anular contratos antes de finalizar los compromisos de permanencia, junto al cobro de llamadas no realizadas o el alta en servicios de mensajes no solicitados o publicitados de forma fraudulenta.

En el sector financiero, destacan las denuncias por comisiones cobradas irregularmente y la aplicación de cláusulas abusivas en contratos de préstamos al consumo o hipotecarios.

En el sector del transporte, las protagonistas son las compañías aéreas, denunciadas por negarse a abonar compensaciones o indemnizaciones ante grandes retrasos o cancelaciones, hinchar los precios anunciados o cobrar por determinados conceptos de forma ilegal.

En el suministro eléctrico, destacan las quejas por la falta de lectura de los contadores durante largos periodos, aplicando posteriormente facturas desproporcionadas, y crecen las reclamaciones por ofertas comerciales engañosas.

Las compañías aseguradoras son denunciadas fundamentalmente por la negativa a abonar las cantidades o cubrir los servicios establecidos en los contratos.

En lo que se refiere a los problemas relacionados con la compra y reparación de electrodomésticos y equipos electrónicos, las quejas de los consumidores se basan en la negativa a asumir las garantías legales o grandes retrasos en la reparación de productos defectuosos.

En cuanto a la compra de viviendas, las denuncias se centran fundamentalmente en retrasos en la entrega y en la existencia de defectos de construcción o incumplimientos de las calidades ofertadas.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.