Las deficiencias en el servicio de vigilancia de El Médano ponen en riesgo a un surfista

La empresa adjudicataria del servicio de vigilancia de El Médano no contaba con los medios necesarios para atender una situación de emergencia que se produjo el pasado fin de semana

El rescate de un windsurfista en Tenerife el pasado 16 de febrero ha puesto de manifiesto las grandes deficiencias materiales y humanas del servicio de vigilancia de El Médano. De hecho, tal como han denunciado ya varias empresas de deportes acuáticos de la zona, el rescate ni siquiera se pudo completar al no contar la empresa con los medios adecuados.

La moto de agua con la que trabajan los socorristas supera los 10 años de servicio y además el personal no está capacitado para su uso. Debido a estas circunstancias fue necesario acudir a los servicios de rescate del 112 del Gobierno de Canarias para poder atender al windsurfista que se encontraba en apuros.

El pliego de condiciones detalla exigencias que no se están cumpliendo

Según ha hecho saber en rueda de prensa el sindicato UGT Canarias, el pliego de condiciones de la adjudicación del servicio de vigilancia de El Médano es bien claro en lo que a exigencias de medios y personal se refiere. Uno de los aspectos más destacados en relación a lo acontecido el pasado fin de semana es que la moto empleada por el personal de vigilancia no cumple con dichas condiciones. Se trata de un vehículo de más de 10 años de antigüedad y motor de dos tiempos (menor tiempo de reacción). En el pliego de condiciones consta que para la adjudicación de este servicio es necesaria una moto de agua con menos de 5 años de antigüedad y motor de cuatro tiempos.

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.