Las costas de las islas orientales están sin vigilancia

La Unión de Guardias Civiles ha denunciado esta situación que resulta muy favorable para las mafias organizadas.

Las costas de las islas orientas se están convirtiendo, según la Unión de Guardias Civiles, en una zona estratégica para el tráfico de drogas o de inmigrantes ilegales debido a la falta de vigilancia. Las autoridades han denunciado esta situación asegurando que “la falta de previsión” y la inexistencia de “un paquete de medidas para hacer frente a la situación” han generado una situación de vulnerabilidad en la zona, especialmente en las islas de Fuerteventura y Lanzarote, si bien han señalado que la costa de Gran Canaria “lleva algo más de un mes sin vigilancia en sus costas desde que la única patrullera media con que cuenta esta isla para la vigilancia y control entrase en varadero, siendo la misma propiedad del Gobierno de canarias cedida a la Guardia civil”.

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.