Las condiciones de las ayudas contra el paro juvenil

El Gobierno deberá justificar que el dinero de Europa se invierte eficientemente.

“Los Gobiernos siempre quieren recibir fondos sin ninguna condición. Esta vez no va a ser así”, aseguran fuentes de Bruselas después de darse a conocer que Europa pondrá en marcha un plan de ataque contra el desempleo juvenil, especialmente enfocado a los jóvenes menores de 25 años.

Las políticas activas de empleo españolas están dentro de los planes de Europa para rebajar los índices de paro. En este sentido, España se beneficiaría de la reactivación del crédito en la periferia a través del Banco Europeo de Inversiones –BEI- y de los 6.000 millones de euros de fondos que se destinarán  a estas políticas durante los próximos siete años, si bien las instituciones quieren acelerar el proceso e invertir estos fondos entre 2014 y 2015, dejando que a España le correspondieran menos de 2.000 millones de euros.

En opinión de los expertos se trata de un plan técnicamente difícil, por lo que existen numerosas dudas acerca de los objetivos que se puedan llegar a alcanzar con su implantación. Además, ya se han comenzado a lanzar mensajes de advertencia: “Esa es ya la tónica general en Bruselas: no hay dinero sin compromisos, sin un examen exhaustivo de los resultados”, por lo que además se vigilarán con minuciosidad las recomendaciones que la Comisión hizo públicas a finales de mayo.

Con todo, se trata de una ayuda bastante limitada si se tiene en cuenta que España sola gasta al año 30.000 millones en prestaciones por desempleo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.