Las ayudas por el temporal no llegarán a los agricultores canarios

El Gobierno de Canarias desestima las ayudas por el temporal de 2010 por “inexistencia de crédito adecuado”

Seis años ha tardado la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias en anunciar a los agricultores y ganaderos del Archipiélago que finalmente no recibirán las ayudas que durante todo este tiempo habían estado esperando.

Las promesas incumplidas del Ejecutivo regional

Durante mucho tiempo la concesión de ayudas a los trabajadores del campo afectados por el temporal de 2010 fue utilizada por el Gobierno de Canarias como prueba del compromiso que el Ejecutivo regional tenía con el sector primario en las Islas.

Pero los agricultores y ganaderos del Archipiélago ya sospechaban que algo no marchaba bien en la concesión de estas ayudas que se han ido demorando paulatinamente hasta ser anuladas por la Consejería por “inexistencia de crédito adecuado y suficiente”.

Hace ya seis años que se cerró el plazo de solicitud de estas ayudas destinadas a compensar las pérdidas provocadas por el temporal que azotó Canarias entre el 31 de enero y el 2 de febrero de 2010. Sin embargo, los agricultores y ganaderos de las Islas no habían recibido aún una respuesta firme al respecto.

Indignación ante la desatención de las instituciones

Cientos de empresarios del sector primario en Canarias invirtieron sus ahorros en la recuperación de aquellos terrenos que habían quedado devastados por las fuertes lluvias. En su momento el Ejecutivo regional les prometió financiar parte de esas inversiones a través de un sistema de ayudas para los damnificados.

La realidad actual es muy distinta y los ganaderos y agricultores lamentan que las instituciones públicas utilizaran las ayudas por el temporal como herramienta propagandística. El Gobierno de Paulino Rivero se apresuró en aprobar un Decreto justo después del temporal para compensar la pérdidas en producción e infraestructura, unas ayudas que, ante la indignación de los empresarios, ya no llegarán.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.