Las actuaciones ante el fenómeno migratorio también son responsabilidad de Europa

fenómeno migratorio

Videoconferencia entre Noemí Santana, consejera de Derechos Sociales, y Monique Pariat, directora general de Migración y Asuntos de Interior de la UE

El Gobierno regional recuerda a la Comisión Europea que Canarias es la frontera sur del continente

El fenómeno migratorio que se está produciendo en el archipiélago necesita una gestión eficaz e inmediata por parte de Europa. La consejera de Derechos Sociales, Noemí Santana, reclama la puesta en marcha de políticas de atención que permitan gestionar de forma eficaz la llegada masiva de pateras a las costas canarias.

La consejera trasladó a la representante de la Comisión Europea la actual situación que se vive en las islas y trasladó algunos datos relevantes para demandar una respuesta europea. “Durante el pasado año, llegaron 2.371 personas y en lo que llevamos de año, 9.123 inmigrantes, es decir, un 285% más que el año anterior y aún nos quedan dos meses y medio para terminar el año”, indicó Santana quien matizó que “vuelven a llegar embarazadas, 46 este año, frente a ninguna del pasado año”.

La cifra de menores resulta especialmente preocupante en este nuevo fenómeno migratorio

La cifra de menores extranjeros no acompañados que llega a las islas de forma irregular se ha incrementado en un 240 %. Estos menores son competencia directa del Ejecutivo canario, motivo por el que desde el Gobierno de la comunidad autónoma ya se ha pedido la reactivación de los fondos europeos específicos para la atención de estas personas.

“Es necesario contar cuanto antes con estos fondos”, aseguró Santana, quien recordó que mientras hace un año, Canarias contaba con 359 menores tutelados, esta cifra es hoy de 1.202, “es decir, el número de menores extranjeros que han llegado en pateras hasta las islas Canarias se han incrementado en un 240 %”.

El fenómeno migratorio no debería ser abordado como un problema exclusivo de determinadas zonas, entre ellas Canarias. Europa en su conjunto debería colaborar para encontrar soluciones conjuntas a un problema que, con cifras tan alarmantes como estas, pone en riesgo la asistencia digna, la protección a la infancia y el respeto a los derechos humanos”.

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.