Lalibela

LalibelaLa ciudad monástica tallada en la roca.

Este importante centro de peregrinación de la Iglesia ortodoxa etíope se encuentra al norte del país y debe su nombre al rey Gebra Maskal Lalibela quien, en respuesta a la expansión de los musulmanes por Tierra Santa, se fijó el objetivo de crear un nuevo Jerusalén en Etiopía.

Actualmente Lalibela es una ciudad monástica del estado federado de Amhara que se caracteriza por contar con un conjunto de templos tallados en roca basáltica rojiza. Desde 1978 estas iglesias forman parte del Patrimonio de la Humanidad.

Se desconoce con exactitud la fecha en la que fueron erigidas pero, según la tradición etíope, se alzaron en el siglo XII después de que el rey Gebra Maskal Lalibela -de la Dinastía Zagüe- tuviera una visión en la que recibía instrucciones para construir los templos, tarea para la que habría contado con la ayuda divina. Se dividen en dos grupos monumentales distribuidos de tal manera que simbólicamente representan Tierra Santa. La lectura del conjunto arquitectónico se realiza a partir de un edificio central con forma de cruz y los templos separados por el canal de Yórdanos -representación del rio Jordán-, aunque se comunican a través de pasadizos.

El templo de Bet Medhan Alem es una de las iglesias monolíticas más grandes del mundo. A pesar de estar desprovista de todo ornamento, conserva uno de los símbolos más destacados de la región: la Cruz de Lalibela. Es además la iglesia más extensa y alta del conjunto y reproduce la catedral de Santa María de Sion de Askum -la ciudad santa más importante de Etiopía- destruida por los musulmanes en 1535.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.