Lago Oeschinen. Buceo bajo el hielo

Lago Oeschinen, SuizaEntre las montañas del cantón de Berna hay un lago de aguas azuladas que permanece congelado casi la mitad del año.

El invierno es muy duro en el Lago Oeschinen, un paraje sorprendente a casi 1.600 metros de altitud que se abre hueco entre las escarpadas laderas de las montañas más altas de esta parte de Suiza.

El Lago Oeschinen se ubica en el cantón de Berna y tiene una particularidad que lo hace único en Suiza: sus aguas son tan azuladas que parecen las de una playa caribeña. Pero no hay que dejarse engañar por el aspecto paradisíaco de este lugar, pues las temperaturas en el lago pueden ser extremas dependiendo de la época del año. El invierno en Oeschinen es muy duro. Tanto es así, que la superficie del lago permanece congelada durante prácticamente la mitad del año. En esta época, el Lago Oeschinen es como un espejo turquesa en el que se reflejan las montañas que lo rodean mientras los arroyos y riachuelos de la zona siguen filtrando agua en su interior.

Dadas las condiciones climatológicas de la zona, el lago se convierte en un rincón ideal para practicar una actividad deportiva poco común: el buceo bajo el hielo. El invierno no parece frenar las rutinas de los habitantes de la zona que durante todo el año acuden al lago para practicar ésta y otras actividades como la pesca en el hielo. Y es que con sus 56 metros de profundidad, el Lago Oeschinen es además un ecosistema que rezuma vida incluso a tan bajas temperaturas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.