NC asume su compromiso con Las Chumberas y La Verdellada

Los vecinos de estos barrios laguneros llevan “una década de abandono” en materia de vivienda

Román Rodríguez ha visitado los barrios de La Verdellada y Las Chumberas en el municipio tinerfeño de La Laguna para “simbolizar el compromiso” de NC con la política de la vivienda pública “olvidada” de esta zona de la isla. Sobre La Verdellada, el candidato de NC denunció el “engaño sistemático y masivo” al que han sido sometidos sus vecinos.

Se refería a que, después de 23 años de residir en los citados inmuebles con un alquiler social, “aún no se les ha permitido acceder a la propiedad de las viviendas en unas condiciones favorables”. Asimismo se mostró muy crítico con el caso de Las Chumberas y el convenio de rehabilitación suscrito entre las administraciones públicas canarias y estatal, sin que se haya movido una piedra en los dos últimos lustros.

Las Chumberas y La Verdellada son “símbolos” de un “derecho quebrado por la ausencia de política”

El presidente de Nueva Canarias se trasladó hasta los citados barrios laguneros para mostrar su apoyo frente a un problema que es extensible al conjunto del archipiélago. “Si estos dos ejemplos son graves, más preocupante” es, reprochó Rodríguez, que “no tengamos una política” para las futuras familias y personas que viven en las islas, que además verán agravadas sus escasas o nulas posibilidades de acceder a una vivienda por la incidencia del alquiler vacacional en zonas residenciales en el aumento de los precios para el alquiler o la compra.

Nueva Canarias, a través de su número uno de la lista autonómica al Parlamento, confirmó en La laguna su compromiso por disponer, en los próximos cuatro años, de 10.000 viviendas públicas para el alquiler social. La vivienda, recalcó, será uno de los “signos de identidad” del Gobierno de progreso que se pueda formar en Canarias tras los comicios del próximo domingo.

En La Verdellada, Las Chumberas, y en el conjunto de los territorios del Archipiélago, según Román Rodríguez; se pone en evidencia que la vivienda es un “derecho quebrado” en las islas, amparado por el Estatuto de Autonomía y la Constitución que “nosotros queremos recuperar” para el bienestar de los ciudadanos.

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.