La Unión de Oficiales de la Guardia Civil denuncia “la actitud dubitativa” del Gobierno

Señal de tráficoAsegura que en muchas provincias los radares siguen operando con velocidades superiores a los 110 kilómetros porque el Gobierno teme el “rechazo social” de esta nueva medida.

La UO advierte que de aplicarse estrictamente le nueva ley por la que el límite de velocidad de circulación en autopista y autovía queda fijado en 110 kilómetros hora, aumentarían considerablemente las multas por exceso de velocidad. El incremento de denuncias provocaría además el “rechazo social” ante esta nueva medida fijada por el Gobierno dentro del plan de ahorro energético, por lo que el Ejecutivo parece mostrar una “actitud dubitativa” acerca del cambio que se debe establecer para que la Ley funcione estrictamente. Así pues, los radares de muchas provincias continúan funcionando con velocidades superiores a los 110 kilómetros por hora porque aún no se han realizado estos ajustes y la UO quiere manifestar que no se trata de una neglicencia por parte de la Guardia Civil ya que éste es un tema que no le compete.

Por este motivo, se ha difundido un informe en el que se hace constar el trato discriminatorio de los conductores en función de la provincia en la que estén y del funcionamiento de los radares de estas vías. La Guardia Civil exige al Gobierno la “seguridad jurídica en el ámbito de su actuación profesional” para que no se vuelvan a dar órdenes como la que al parecer ya ha dado verbalmente el Director General de Tráfico, Pérez Navarro, en las que no se precisa exactamente cuáles son las instrucciones a seguir y en las que se podría haber instado al incumplimiento de la normativa de seguridad vial al establecer que los radares “actuasen por encima del límite al que deberían hacerlo”.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.