La Unidad 731

Soldados japonesesLas atrocidades de una guerra.

La II Guerra Mundial sirvió como pretexto para la comisión de las mayores atrocidades de la historia del ser humano. Además de los cientos de miles de personas que perdieron la vida durante la contienda, muchos de los ejércitos combatientes aprovecharon la coyuntura para llevar a cabo experimentos crueles con la intención de mejorar sus técnicas de ataque y de defensa.

La Unidad 731 fue creada por el Ejército Imperial japonés durante este período como una sección secreta destinada a la investigación con seres humanos. Podría decirse que la Unidad 731 se especializó en estudiar el dolor y la resistencia de las personas cuando son sometidas al maltrato extremo. Entre algunas de las prácticas desarrolladas por esta sección destacaron por su crueldad la vivisección de personas –que incluía el trasplante de miembros de una a otra zona del cuerpo-, la congelación selectiva –para estudiar los efectos de la gangrena- o la ‘contaminación’ deliberada con enfermedades para comprobar su evolución cuando no se les aplicaba ningún tratamiento.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.