La subida del IRPF afecta a la clase media y baja

Las rentas muy altas apenas aportarán 465 millones de los 4.111 que prevé recaudar el Gobierno.

Los contribuyentes de las clases media y baja serán los más afectados por este aumento de gravamen que el Gobierno de Rajoy anunciaba el pasado viernes. Según los datos del Ministerio de Hacienda, este incremento perjudica en mayor medida a todos los trabajadores con ingresos inferiores a los 33.000 euros anuales, esto es, un 85 por ciento de los trabajadores.

La mayoría de los ‘mileuristas’ –aproximadamente el 55 por ciento de los trabajadores- pagarán una media de 23 euros más anuales en sus contribuciones, mientras que aquellos que superen las rentas anuales de 17.700 euros pero no sobrepasen los 33.000, pagarán en torno a los 165 euros más de lo que habían pagado hasta el momento.

Por otro lado, el 0,2 por ciento que percibe anualmente más de 300.000 euros, también verá incrementados sus impuestos –contribuirán con unos 16.187 euros anuales-. Sin embargo, al ser un grupo tan limitado, su aportación al total apenas supondrá 465 millones de los 4.111 que el Ejecutivo pretende recaudar en el ejercicio de 2012 con esta subida temporal del IRPF.
Más de la mitad de esta aportación provendrá de los impuestos de los trabajadores con rentas que oscilen entre los 33.000 y los 53.400, cuyo gravamen rondará los 490 euros.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.