‘La Sanidad pública canaria no es un negocio’

El SCS responde de manera tajante a los sindicatos y trabajadores del sector.

El vicepresidente de la junta de personal del Área de Salud de Gran Canaria, Bernardo Medina, y el portavoz de los trabajadores de mantenimiento del SCS en esta isla, Manuel Quesada han entregado 2.500 firmas en Presidencia del Gobierno para exigir la «paralización de cualquier medida privatizadora de las instalaciones técnicas de los servicios de mantenimiento del Servicio Canario de la Salud -SCS- y la entrega de la facturación de energía a una empresa privada».

Por su parte, el SCS de ha mostrado tajante ante estas valoraciones aseverando que «la sanidad pública canaria no ha sido, ni es, ni será un negocio», y que actualmente «se están licitando los concursos de suministros de energía eléctrica de los hospitales» de acuerdo con la legislación vigente y teniendo en cuenta que el objetivo final es «la mejora de la eficiencia de los recursos existentes».

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.