La refinería de Santa Cruz supera los límites de contaminación medioambiental

IUC denuncia que Cepsa pone en peligro 400 puestos de trabajo en la isla.

Según el informe publicado por el Gobierno de Canarias, la refinería de Santa Cruz de Tenerife –cuya actividad fue interrumpida por cuestiones económicas hace 18 días-, excede los límites de contaminación medioambiental.

Los datos de este informe se han dado a conocer “en un momento delicado para la plantilla de trabajadoras y trabajadores, ya que dicha contaminación afecta no solo a la salud de la ciudadanía, sino que ahonda en su desafección y en la de las autoridades municipales por la Refinería, poniendo en serio peligro la actividad futura de la misma y sus puestos de trabajo”, asegura Marina Delgado, portavoz de IU en la capital tinerfeña.

Además, Cepsa pretende aplicar recortes salariales y de personal en el complejo industrial, del que dependen directamente 400 familias tinerfeñas, y muchas más de manera indirecta. La refinería permanece sin actividad desde el pasado 20 de julio –la primera parada en sus 84 años de historia que se produce por motivos exclusivamente económicos- y está previsto que este fin de semana se tome una nueva decisión acerca de si continuar con la parada o retomar la actividad en las instalaciones. Sin embargo, el sindicato de trabajadores de la empresa considera que estas medidas no tienen nada que ver con razones económicas y que “la empresa intenta boicotear la huelga que el personal de la Refinería había programado para agosto, entre los días 14 y 18, con el objetivo de protestar por la situación del actual convenio colectivo”.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.