La privatización de Emalsa se ajustaba a derecho

El Constitucional ratifica la venta del 66 por ciento de las acciones en 1993.

La última sentencia del Tribunal Constitucional desestima el recurso de amparo presentado por la empresa Aquagest y parece poner punto final al debate sobre la propiedad del 66 por ciento de las acciones de Emalsa que en 1993 se vendieron a Unelco y Saur.

Aquagest, que por entonces había concurrido al concurso con una oferta sobre el 43 por ciento de las acciones de la empresa de aguas, había cuestionado el procedimiento seguido por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria en la privatización de la empresa. Sin embargo, la sentencia del Constitucional ratifica dicha transacción y asegura que se ajusta a derecho, por lo que Aquagest se queda con menos argumentos para defender su postura en esta polémica.

En 2008, una primera sentencia había dado la razón a Aquarest, pero dos años más tarde la propiedad de las acciones fue devuelta a los ganadores del concurso, motivo por lo que Aquarest había recurrido ante el Constitucional, que entiende ahora que el proceso de privatización de la empresa no se vulneró ningún derecho del recurrente, por lo que se mantiene la anulación de la sentencia de 2008.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.