La pobreza en España preocupa a la OCDE

Pobreza en España

Datos económicos según la OCDE

El organismo alerta del peligro de ‘las cicatrices de la crisis’ a pesar de la recuperación

El deterioro de la calidad del empleo, las progresivas subidas de impuestos y los recortes sociales han hecho que se agudice la pobreza en España pese a la recuperación que reflejan los datos del crecimiento de la economía nacional.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha tenido en cuenta el importante avance que suponen las previsiones del crecimiento del PIB español en 2018 (un 2,2% según la organización, esto esto es, dos décimas por debajo de las previsiones gubernamentales), pero insiste en que a pesar de los buenos augurios hay que tener en cuenta que “La crisis ha dejado cicatrices que menoscaban el bienestar, siendo las más visibles unos niveles todavía muy elevados de desempleo, pobreza y desigualdad”.

El crecimiento exclusivo únicamente aumenta la brecha de la pobreza en España

La economía española crece, a ritmo lento pero crece. Así lo confirman los datos y así lo corrobora la OCDE. Sin embargo, la organización insiste en que se trata de un crecimiento exclusivo que únicamente está sirviendo para separar más a los sectores de la sociedad y abrir la brecha de la pobreza en España.

“La calidad del empleo, que se ha deteriorado como resultado de la crisis, debe mejorar para conseguir un crecimiento más inclusivo”, aconseja el organismo. En este sentido, advierte la OCDE, la falta de formación de la población se presenta como un factor muy a tener en cuenta en un proceso de recuperación real de la economía del país.

Los bajos niveles de productividad de la economía española estarían reflejando la falta de formación de la población, la escasa inversión en innovación empresarial y el exceso de dependencia de la contratación temporal que únicamente deteriora la situación laboral de los trabajadores y las condiciones de empleo.

La OCDE ha exigido a España que adopte medidas inmediatas para controlar la situación que se está produciendo en el país y para que ponga en marcha las reformas fiscales, sociales y legales necesarias para reconducirla. En el estudio presentado el pasado martes ha lanzado una serie de recomendaciones en políticas macroeconómicas, algunas sin duda muy polémicas como el aumento de los impuestos medioambientales o la abolición de determinadas exenciones de IRPF para mejorar la eficiencia del sistema tributario.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.