‘La pesca del salmón en Yemen’

La pesca del salmón en Yemen“¿Necesitas una compañera?”

Un estrafalario jeque quiere pescar salmones en Yemen, por lo que, a través de una asistente, contrata los servicios de un biólogo que dispondrá de todos los medios necesarios para que esta caprichosa idea se haga realidad. En palabras del propio jeque, “la épica de las grandes obras nace del sueño de lo imposible” y su sueño es el de lanzar la caña en un río de Yemen para sacar alguno de los 10.000 salmones traídos desde Reino Unido hasta el país con la esperanza de que, a pesar de haber nacido en cautiverio, conserven el instinto de nadar contracorriente.

Y eso es precisamente lo que La pesca del salmón en Yemen les exige a los protagonistas de esta película, Ewan McGregorBeginners, El escritor– y Emily BluntLos viajes de Gulliver, Sunshine cleaning-, que naden a contracorriente. La iniciativa del jeque acaba convirtiéndose en una oportunidad para que los dos den un cambio a sus vidas, para que sigan sus instintos naturales y se enfrenten a un viaje en el que, ante todo, es imprescindible sentir que otra persona remonta a tu lado la fuerza del río, la misma fuerza con la que la vida nos pone a veces en situaciones complejas en la que siempre es bueno tener al lado a un compañero.

La propuesta de Lasse HallströmChocolat, Las normas de la casa de la sidra– está basada en la novela homónima de Paul Torday y, aunque su título parece más propio de un documental de peces, lo cierto es que se trata de un drama romántico con cierto toque ‘british’, humor sutil y refinado mensaje acerca de lo absurdo de la política y las excentricidades de la clase pudiente.

Celina Ranz Santana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.