La Opinión de Tenerife cierra después de 20 años

La Opinión de Tenerife

Portada digital de La Opinión de Tenerife

El periódico insular se despide de los lectores el jueves 4 de abril dejando sin empleo a 20 trabajadores

Éste será el último día en que La Opinión de Tenerife tenga presencia en los kioskos de la isla. La representación laboral y la empresa editora han llegado a un acuerdo para adelantar el cierre del periódico. Una veintena de trabajadores ha sido despedida y se les ha garantizado una indemnización de 30 días por año trabajado con un límite de 18 mensualidades. Además, el personal despedido y con hijos menores de 12 años recibirá una indemnización adicional por valor de 1.000 euros.

El 60 % de la plantilla de La Opinión de Tenerife se integrará a otros medios del grupo

Un total de 23 trabajadores ha sido recolocado en otras cabeceras del grupo, filial de Editorial Prensa Ibérica. Recientemente éste ha adquirido el 70 % del que fuera su competidor, el periódico El Día, perteneciente a la Editorial Leoncio Rodríguez.

Para el sindicato mayoritario de la empresa, UGT, el pacto alcanzado ha sido satisfactorio. Por su parte, la Unión de Profesionales de la Comunicación de Canarias (UPCC) no está a favor del despido de 20 trabajadores. Considera que Editorial Prensa Ibérica tiene capacidad suficiente como para asumir la continuidad de estos empleados, tal como ha demostrado con la reciente participación en operaciones empresariales con Editorial Leoncio Rodríguez y Grupo Zeta.

UPCC critica la decisión de la empresa y defiende el oficio de los periodistas y su función de contrapoder. En su opinión, esta maniobra únicamente ratifica que los intereses empresariales están siempre por encima del interés general y de la valiosa labor que desempeñan los profesionales del sector. Como alternativas, el sindicato plantea la fusión por absorción o la cesión de los trabajadores a una cooperativa que permita que el proyecto de La Opinión de Tenerife continúe funcionando sustentada en las indemnizaciones por despido improcedente que les corresponden a estos empleados.

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *