La ONU estaba al corriente del asalto al campamento de El Aaiún

Los cascos azules destinados en la zona fueron advertidos de forma extraoficial por las autoridades acerca del asalto, pero no aparecieron hasta tres días después.

El pasado 8 de noviembre las fuerzas militares marroquíes irrumpieron en el campamento de Agdaym Izik en una operación todavía muy discutida en la que aseguran que no utilizaron armas, una versión que desde hace semanas intentan desmentir los grupos pro saharauis y que recientemente han sacado a la luz un vídeo que parece mostrar todo lo contrario.

Ahora son los soldados de la ONU destacados en el Sáhara Occidental los que afirman haber conocido de antemano y a través de fuentes extraoficiales, que las fuerzas marroquíes irrumpirían en el campamento ese día y, sin embargo, no se presentaron en el lugar hasta mucho después de que la zona hubiera sido desalojada. Así lo han reconocido Alexander Ivanko -representante especial del secretario general de la ONU- y Hany Abdelaliz -jefe de la Misión de las Naciones Unidas para el Referendum del Sáhara Occidental (Misuro)-. Las fuerzas de la ONU no intervinieron ni en el asalto ni en la oleada de robos, persecuciones y detenciones que se produjeron inmediatamente después en la ciudad de El Aaiún. Ivanko justifica la actitud pasiva de los soldados de la ONU asegurando que “no tenemos armas y nuestra primera responsabilidad es proteger a nuestro personal”.

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.