La nueva ley hipotecaria beneficia excesivamente a la banca

El impago de 12 mensualidades de un total de 480 puede ser motivo suficiente para que las entidades inicien el procedimiento para quedarse con la propiedad

La nueva norma entraba en vigor el pasado 16 de junio y ya está en vuelta en polémica. FACUA – Consumidores en Acción denuncia que la nueva ley hipotecaria va en detrimento de los usuarios, especialmente de los que han tenido alguna dificultad a la hora de afrontar el pago puntual de sus hipotecas.

Este cambio de normativa, insiste la asociación, facilita el inicio de procedimientos de ejecución que derivarán en desahucios ante el impago de un número muy reducido de cuotas, permite echar a las familias de las viviendas antes de que encuentren alternativas habitacionales y no impone la dación en pago a las entidades, que además seguirán haciendo negocio con los desahucios al quedarse con las viviendas por hasta la mitad de su valor de tasación.

Mejoras en cuanto a transparencia en la nueva ley hipotecaria

Entre las escasas ventajas de este cambio de normativa, FACUA reconoce que la nueva ley hipotecaria supone un paso importante en cuanto a transparencia. Sin embargo, insiste en que se ha desaprovechado una gran oportunidad para proteger los derechos de los usuarios que atraviesan problemas económicos que les impiden pagar las cuotas hipotecarias durante un periodo de tiempo.

Por otro lado, no se ha establecido un techo a los tipos de interés de las hipotecas, pero sí un suelo legal del 0% que responde claramente a las presiones de la banca. Esto provoca que los usuarios queden desprotegidos si el euríbor o el resto de tipos de referencia se disparan en el futuro. Además, se ha establecido que la banca puede aplicar intereses de demora de 3 puntos por encima del interés remuneratorio, a pesar de que la jurisprudencia ya había establecido que por encima de 2 estos intereses eran abusivos.

Las altas comisiones de amortización anticipada, la falta de un mecanismo regulador de la actividad de los fondos de titulización hipotecaria y la no inclusión de la dación en pago como herramienta para evitar deudas perpetuas a las personas que no puedan pagar su hipoteca son otras de las deficiencias que en opinión de FACUA sigue presentado arrastrando la nueva ley hipotecaria.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.