La nueva ley de alquiler es más flexible con el arrendador

Se crea un registro de sentencias firmes por impago al servicio de los propietarios.

La nueva ley de fomento del alquiler entra en vigor este jueves con novedades que implica mayores ventajas para los propietarios a la hora de alquilar sus pisos. Por ejemplo, los arrendadores tendrán a su disposición un registro de sentencias firmes por impago de la renta que les permita conocer el riesgo que existe al alquilar una vivienda a una persona que ha sido judicialmente sancionada por no cumplir con sus obligaciones como arrendatario en anteriores ocasiones.

También se agilizan los trámites de desahucio en los casos de impago del alquiler así como la recuperación del inmueble -en casos determinados- por parte del propietario de la misma para destinarla a vivienda permanente. Otras de las novedades incluida en esta nueva ley que ya ha entrado en vigor son la reducción de la prórroga obligatoria del contrato, que pasa a fijarse en tres años, o la actualización de la renta y la renuncia al derecho de adquisición permanente de una vivienda, cuestiones que tendrán que ser acordadas por los firmantes del contrato.

En cuanto al uso del alojamiento privado para el turismo, se ha establecido que dicha práctica no será contemplada por la nueva, por lo que tendrá que ser regulado por la normativa sectorial específica o bien por el régimen de arrendamiento temporal, que no ha sido modificado con esta nueva ley.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.