La nueva directiva de copyright es un instrumento de censura previa

directiva de copyrightEl Parlamento Europeo ha aprobado una directiva de copyright que impone la censura previa para evitar que se publiquen en Internet contenidos sujetos a derechos de autoridad

La nueva directiva de copyright se ha aprobado con un estrecho margen de votos: 348 a favor frente a 274 en contra y 36 abstenciones. Se trata de un nuevo mecanismo para controlar los contenidos que se publican en Internet. FACUA advierte que a través de esta reforma del copyright se está imponiendo la censura previa y con ello se producirá un peligroso impacto sobre las libertades y el ejercicio del derecho a la información de los ciudadanos de la Unión Europea.

Las empresas podrán retirar contenidos que puedan suponer una violación de copyright sin necesidad de presentar una denuncia previa

En caso de confrontación tras la retirada de contenidos de una web, tan sólo habrá supervisión humana si el usuario censurado lo reclama. FACUA considera que esta nueva Directiva podría convertir internet en algo más pasivo, en la que grandes grupos controlarían los contenidos que se publican y podría dejar fuera plataformas donde se crean colectivamente y en ocasiones a partir de una obra ya existente.

La asociación cree que no hay un desarrollo tecnológico suficiente como para permitir que sea un algoritmo el que tome una serie de decisiones que impactan en derechos fundamentales de la ciudadanía, como es el derecho a la información o la libertad de expresión. Ya son suficientemente conocidos los falsos positivos de infracción del copyright que arrojan los filtros previos de grandes plataformas como YouTube o diferentes redes sociales, que desactivan vídeos, por ejemplo, por usar contenidos supuestamente protegidos que en realidad ya han pasado al dominio público.

FACUA cree que de este modo las grandes empresas se ven habilitadas ahora para realizar un monitoreo masivo de la red que puede terminar convirtiéndose en una herramienta de censura previa fuera del control judicial. La Directiva recoge una excepción: quedan fuera de esta tarea de rastreo «las webs y apps más pequeñas», aunque no aclara cuáles son los requisitos que otorgarán una clasificación u otra.

Por otro lado, la nueva norma contempla la creación de un canon por enlazar contenido que los proveedores deberán pagar a los creadores, en un sistema similar al canon AEDE en España. Esto llegaría a afectar también a los usuarios, que tendrían que solicitar permiso o pagar una licencia al creador del contenido si quieren compartirlo mediante alguna de sus redes sociales o simplemente enlazar a un sitio.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.