La nieve cubre la cumbre de El Teide

Las temperaturas descienden hasta los cero grados a 2.900 metros de altitud.

Se cumplieron las previsiones meteorológicas que situaban la cota de nieve a 2.900 metros de altura y así, la cumbre de El Teide, una vez disipada la espesa niebla que la rodeaba, apareció nevada.

No ha sido una gran nevada pero la imagen sorprende después de que, tras la peor sequía de los últimos 70 años, las bajas temperaturas y las abundantes lluvias hayan devuelto al Archipiélago estampas como ésta: un atractivo paisajístico tanto para los residentes como para los turistas que visitan la isla.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.