La mitad de los jóvenes tinerfeños niega la violencia machista

violencia machista

Campaña contra la violencia machista / Gobierno de Canarias

Una encuesta realizada en Tenerife revela que gran parte de los jóvenes no concibe la violencia machista como un tipo de violencia con características particulares

Para la mitad de los jóvenes encuestados por el Cabildo de Tenerife, la violencia machista no existe. Este alto porcentaje de la población considera que la violencia es un problema que afecta por igual a hombres y mujeres con independencia de su género.

“Nos preocupa muchísimo el hecho de que el 50 % de los jóvenes encuestados son negacionistas de la violencia machista o no la diferencian de otro tipo de violencia. Es realmente preocupante que consideren que la violencia machista o de género la sufren igualmente los hombres y las mujeres”, declaraba la profesora de Sociología de la Universidad de La Laguna, Esther Torrado durante la presentación de los resultados obtenidos.

La percepción con respecto a la violencia machista en la juventud ha sorprendido a los responsables del estudio

‘Estudio Sociodemográfico de la Población Adolescente y Juvenil de la Isla de Tenerife’, encargado por el Cabildo a la Universidad de La Laguna (ULL), ha revelado datos poco alentadores para los investigadores. No obstante, el hecho de saber que la mitad de los jóvenes tinerfeños considera que no existe la violencia machista, ayudará a las instituciones a diseñar planes de concienciación mejor dirigidos y más efectivos.

“Gracias a los resultados de este estudio, que damos a conocer hoy, tenemos una herramienta de gran valor que nos permitirá ser más efectivos a la hora de diseñar y mejorar las políticas y estrategias sociales destinadas a ellos y ellas”, aseguraba la consejera delegada de Igualdad y Prevención de la Violencia de Género, Priscila de León.

El estudio también ha analizado otras variables como la situación económica y laboral de los jóvenes, si están o no emancipados o si se implican en aspectos relacionados con el desarrollo social. Esther Torrado explicó que teniendo en cuenta los resultados, se evidencia “la necesidad de que las administraciones públicas se esfuercen en establecer políticas de empleo y participación y sobre todo un plan de formación que implique a todos los agentes sociales, incluidas las familias, sobre educación afectivo sexual e igualdad”.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.