La madre preadoptiva de Piedad sigue luchando contra la Administración

Soledad Perera sigue manteniendo su particular lucha para que Piedad, la niña a la que intenta adoptar desde hace años y a la que no ve desde 2007.

 

En pleno proceso de preadopción, Soledad Perera y su familia se resistieron a entregar a la niña, que les fue requerida el 10 de mayo de 2007, vaticinando la situación que se ha mantenido hasta el momento y que le ha costado a la madre preadoptiva dos condenas por desobediencia y entre ocho y nueve meses de cárcel por cada una de ellas. Sin embargo, todos esos contratiempos no han hecho mella en el espíritu de esta mujer que mantiene su lucha contra la Administración para que, según declaraba Soledad recientemente en una entrevista, “Piedad logre algún día la estabilidad que se tiene más que ganada”. La niña, de siete años de edad, fue retirada de su madre biológica cuando apenas había cumplido un par de meses, y estuvo en un centro de menores hasta que, a los tres años, fue entregada en régimen de preadopción a la familia de Soledad Perera. Durante tres años permaneció con ellos hasta que fue requerida por su madre biológica y trasladada nuevamente a un centro de acogida. Desde entonces, Soledad Perera y su familia no han dejado de luchar por la adopción de la niña, considerando que lo acaecido hasta el momento ha sido un cúmulo de errores administrativos y judiciales que no benefician en absoluto ni a Piedad ni a su familia preadoptiva.

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.