La Ley de Transparencia ‘es una auténtica chapuza’

El nuevo documento no afecta a la totalidad de instituciones y presupuestos.

La Liga Anticorrupción critica la tramitación de este proyecto asegurando que su único propósito es el de maquillar el oscurantismo que actualmente define los presupuestos las instituciones y los sueldos de los políticos españoles.

En este sentido, la Liga considera que la Ley de Transparencia se está tramitando «con absoluto oscurantismo y opacidad, por políticos que están decidiendo en conciliábulos qué estará sujeto a la Ley y qué no». Por este motivo califican la ley de «operación de marketing de la clase política» y subrayan la necesidad de que «se tramite de forma transparente y afecte a todo el dinero público y al patrimonio de quienes lo reciben» como fórmula para evitar que se sigan multiplicando los casos de corrupción.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.