‘La Ley de Costas empeora el problema de los núcleos costeros canarios’

Domingo Berriel señala que se trata de una norma arbitraria que vulnera los principios de igualdad y de irretroactividad de las leyes y que no respeta la autonomía local.

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial del Gobierno de Canarias, Domingo Berriel, ha reiterado hoy que la modificación de la Ley de Costas aprobada la semana pasada por el Congreso de los Diputados «es arbitraria, vulnera los principios de igualdad y de irretroactividad de las leyes, no respeta la autonomía local, invade competencias de las Comunidades Autónomas y no resuelve el problema de los núcleos costeros tradicionales de Canarias».

Según el consejero, las casas amenazadas de derribo por estar en dominio público marítimo terrestre, lo seguirán estando y las que no lo están, por estar en servidumbre de protección, no se podrán derribar. Además, se trata de una reforma que «nace viciada desde su origen, impuesta sin diálogo y hecha desde el interior para las costas, pretendiendo además suplantar competencias autonómicas».

En cuanto a la Tramitación del Proyecto de Ley, Berriel asegura que ésta se inicia sin informe del Consejo de Estado y sin consultar con la Comunidad Autónoma. En cuanto al trámite, «se eleva el texto al Congreso y no se admiten cambios, ni se establece diálogo en la Cámara».

«En el Senado tampoco se admiten enmiendas que no sean las suyas», afirma el consejero, «pues se incluyen como excepciones dos zonas más y amplían los núcleos afectados en Canarias, al exigir informes de núcleos ya ordenados por el planeamiento».

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.