La lenta vuelta a la normalidad

Tranvía descarriladoLa borrasca ya ha empezado a abandonar el Archipiélago, pero las consecuencias siguen siendo patentes.

Todas las Islas se han visto afectadas en mayor o menor medida por las fuertes precipitaciones acontecidas entre los días 1 y 2 de febrero. La alerta de Nivel II de emergencia ha sido ya desactivada, y las zonas más afectadas del Archipiélago intentan recuperar la normalidad. Pero no será sencillo ya que, a pesar de que no ha habido que lamentar ninguna víctima mortal, los daños materiales han sido numerosos, especialmente en la isla de Tenerife, donde muchos comercios y viviendas se han visto anegadas por el agua. Durante la jornada de ayer las principales calles de la ciudad aparecían cubiertas de lodo y escombros, cientos de vehículos se habían quedado atrapados en la basura que arrastraba la riada y el mobiliario urbano sufría importantes daños. También los transportes públicos se vieron obligados a modificar su ruta habitual y en el caso del tranvía, hubo que paralizar el servicio hasta bien entrada la tarde, con tramos que, al cierre de esta edición aún permanecían intransitables.

Los aeropuertos de todas las Islas funcionan con normalidad y únicamente se espera poder restablecer lo antes posible las comunicaciones por carretera que tuvieron que ser cerradas por el temporal.

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.