La Justicia vuelve a dar la razón a un paciente

El Servicio Canario de Salud deberá pagarle una indemnización de 15.000 años por las secuelas sufridas a raíz de una operación en la mano.

Una sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 2 de Las Palmas de Gran Canaria tramitada a través de los Servicios Jurídicos de El Defensor del Paciente, condena al Servicio Canario de Salud –SCS- al abono de 15.000 euros en concepto de indemnización a un paciente que sufrió secuelas en la mano debido a irregularidades médicas durante una intervención quirúrgica.

El afectado fue intervenido en un centro clínico concertado de Las Palmas de Gran Canaria debido a una enfermedad de Dupuytren, resultando seccionados  los tendones flexores del quinto dedo que posteriormente serían suturados, causándole fibrosis y retracción. Un año más tarde tuvo que volver a ser intervenido debido a la retracción y adherencia de tendones  flexores del quinto dedo que le impedían su extensión, permaneciendo tres días de hospitalización, más 27 días de baja impeditiva, y sufriendo como secuelas la rigidez de las articulaciones metacarpo-falángica e interfalángicas del quinto dedo de la mano derecha dominante, limitándole por ello, parcialmente, para el desempeño de sus labores habituales,  así como daños psíquicos y morales.

Reconocida la negligencia médica por parte de la Administración, el SCS deberá indemnizar al paciente con 15.000 euros más intereses legales.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.