‘La Justicia es igual para todos’

El Rey apela al ‘comportamiento ejemplar’ de las personas que tienen responsabilidades públicas.

Durante su tradicional discurso de felicitación por Navidad, Juan Carlos I quiso destacar, por un lado, el esfuerzo conjunto que deben realizar todos los españoles para salir de la crisis y, por otro, la necesidad de preservar el buen nombre de las instituciones públicas del país.

En este sentido, el monarca resaltaba que los comportamientos poco ejemplares de algunas de estas personas no deben manchar el nombre del resto de organismos que funcionan cumpliendo estrictamente la legalidad y con el único objetivo de servir al pueblo español. Las palabras de Juan Carlos I han recordado a la investigación que actualmente se está llevando a cabo en torno a su yerno Iñaki Urdangarín –duque de Palma- y a las presuntas ilegalidades cometidas durante los años en que estuvo vinculado al Instituto Nóos. El Rey se ha limitado a decir que “La Justicia es igual para todos” no sin antes mostrar su preocupación por que se generalice la desconfianza en algunos sectores “so pena de cometer una gran injusticia con la inmensa mayoría de servidores públicos y también de empresarios o trabajadores del sector privado, que desarrollan su labor de forma ejemplar y honesta”.

En lo referente a la crisis económica, el monarca apeló al reconocimiento ‘humilde’ de “cuáles han sido los comportamientos en los que, como individuos y como grupo, hayamos podido equivocarnos”, para encontrar ahí una solución a los actuales problemas económicos del país. Con todo, el Jefe de Estado se ha mostrado optimista con respecto al futuro y se ha referido a España como parte de “la vanguardia europea”.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.