La Justicia da la razón a los saharauis a los que España negó el asilo

Los demandantes podrán permaneces en el país hasta que agoten las vías legales para recurrir.

Los 30 saharauis que llegaron a Canarias en barco entre enero de 2011 y agosto de 2012 denunciaron ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos –TEDH- que se había vulnerado el Convenio Europeo de Derechos Humanos al negarles el derecho a la vida, la prohibición de tratos inhumanos o degradantes y el derecho a un recurso efectivo.

Estas personas, a las que España se negó a dar asilo, habían escapado de un campo de refugiados del Sahara Occidental que había sido “brutalmente atacado” por las autoridades marroquíes. De manera sistemática, el Estado español rechazó los recursos presentados ante esta decisión, por lo que, considerando que sus derechos fundamentales se vieron vulnerados, llevaron su denuncia hasta el TEDH, que establece que “el Estado español deberá de garantizar, jurídica y materialmente, la estancia de los demandantes en el territorio español durante el examen de sus causas y hasta que exista una decisión definitiva sobre sus demandas”.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.