La isla de Jeju

Isla de JejuEl hogar de los abuelos de piedra.

En el estrecho de Corea se encuentra la isla de Jeju, la isla norcoreana de mayor extensión y la única que cuenta con el estatus de provincia especial autónoma del país.

A pesar de su tamaño -es un poco más pequeña que la isla de Gran Canaria-, Jeju ostenta tres importantes títulos a nivel nacional: el de Patrimonio Natural de la Humanidad, Geoparque Global y Reserva de la Biosfera. Además, desde 2011 forma parte de la lista de las ‘Siete nuevas maravillas del Mundo’ al tratarse de un paraje espectacular.Dol Hareubang

Se trata de una isla de origen volcánico cuya formación se remonta a una erupción que debió tener lugar hace unos mil millones de años. Con posterioridad, otra erupción volcánica submarina, dio origen a la montaña Hallasan -a casi 2.000 metros sobre el nivel del mar-  y al lago del cráter Baengnokdam, en su cima.

Como consecuencia de todos estos fenómenos de naturaleza, la isla de Jeju tiene una apariencia misteriosa que ha sido el origen de las numerosas leyendas centenarias que circulan por la isla. Tal vez por ese aspecto sobrenatural, los nativos de la isla decidieron situar en la entradas y salidas de los pueblos a los Dol Hareubangs -‘abuelos de piedra’-, alargadas estatuas de basalto con forma de seta que protegen a los aldeanos de las fuerzas demoníacas y representan una fuente de fertilidad.

Además, existe la teoría de que, según la tradición coreana, la montaña de Hallasan sería una de ‘Las tres montañas de los espíritus’, consideradas puertas de acceso al otro mundo. Según estas hipótesis, los Dol Hareubangs serían además los custodios de esta puerta. La Amanita Muscaria, una seta común en los tres emplazamientos, habría sido la fuente de inspiración de este culto a la seta y la confianza de que estos hombres de piedra con aspecto de Amanita tendrían el poder de evitar que los malos espíritus accedieran al mundo de los vivos.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.