La Infanta seguirá imputada

El juez considera que sus explicaciones no han sido lo suficientemente convincentes.

Las declaraciones de la Infanta Cristina no han servido al juez Castro para determinar que no tuvo participación en los negocios de Iñaki Urdangarín y, por lo tanto, es inocente de los delitos que se le imputan.

El magistrado ha decidido seguir adelante con el proceso, convencido de que la intervención de la hija del Rey en Aizoon fue decisiva a la hora de cometer los delitos fiscales que se le imputan tanto a ella como a su esposo.

En su momento, la defensa de la Infanta decidió no recurrir su segunda imputación, convencida de que las explicaciones que daría ante el juez en su declaración servirían para esclarecer su inocencia. Sin embargo, tras la citación judicial, Castro sigue sin encontrar argumentos sólidos que justifiquen que no tuvo ninguna relación con el caso. Probablemente, esta decisión del magistrado obligue a la defensa de la Infanta a cambiar de estrategia, si bien la Fiscalía es partidaria de la versión de la hija del Rey, e insiste en que no hay indicios sólidos para llevarla a juicio.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.