La Infanta imputada por delito fiscal y blanqueo de capitales

Como coopropietaria de Aizoon, nunca declaró el dinero ganado por la empresa.

A pesar de toda la polémica generada en torno a este asunto y de que el fiscal anticorrupción Pedro Horrach había hecho público un documento en el que aseguraba no encontrar motivos que justificaran la implicación de la Infanta Cristina en el caso, finalmente el juez Castro ha decidido imputar a la hija del Rey como autora de un presunto delito fiscal y de blanqueo de dinero.

Dada la situación, es más que probable que las Fiscalía Anticorrupción recurra esta decisión del juez que le atribuye a la Infanta dos delitos severamente castigados por el Código Penal con penas de hasta seis años de prisión y multas que podrían sextuplicar las cantidades defraudadas a Hacienda.

EL magistrado considera que la contabilidad presentada por Aizoon «distaba mucho de ajustarse a la realidad» de la actividad de la empresa, con ingresos «fiscalmente opacos» que no se tributaron en las correspondientes declaraciones del IRPF.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.