La independencia

Julia Marí Alcántara

Se dice en los corrillos que todos los nacionalismos son malos, pero ¿se refieren sólo al nacionalismo catalán y al vasco o existe otro mucho mayor llamado nacionalismo español?

En la vida llega un momento en el que todos decidimos independizarnos, dejar nuestra casa y marcharnos a otro lugar. Nuestros padres lo asumen con pena, quizás con alegría, pero no te odian por ello. Tampoco te dicen “si te vas y no te va bien, no vuelvas en la vida”, no te destierran de la familia, ni hablan mal de ti con el resto de parientes o amigos.

Sin embargo, cuando una pareja nos deja, todo es odio, rencor, tristeza… porque no lo vemos normal, porque no entendemos sus motivos, porque creíamos que se iba a quedar toda la vida a nuestro lado, porque es muy duro dejar marchar, porque queremos retener lo que algún día fue nuestro cueste lo que cueste, ni que sea por el esfuerzo que nos costó conseguirlo, porque cuesta aceptar que alguien no sienta lo mismo que sentimos nosotros.

Algunos se quieren marchar. Si lo hacen, en los corrillos, ¿habría más “padres” o “parejas despechadas”?

 

 

Julia Marí Alcántara

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.