La iglesia de Maglarb

Iglesia de Maglarb, SueciaPolvo eres y en polvo te convertirás.

Durante casi medio siglo, esta iglesia de la costa occidental de Scania -Suecia- fue devorada por la humedad y el olvido hasta que en 2007 se decretó su demolición por cuestiones de seguridad y quedó reducida a escombros.

La iglesia de la localidad de Maglarb fue construida en 1907 y consagrada poco tiempo después, convirtiéndose en la sucesora de otros pequeños templos más modestos que tenían su origen en la Edad Media y que servían de lugar de culto a las pequeñas poblaciones rurales de la zona.

La nueva iglesia de Maglarb se concibió como un templo de mayores de dimensiones y se erigió en ladrillo rojo, con destacados trabajos de mampostería en el interior. Pero apenas habían pasado 70 años cuando los aldeanos, cada vez menos debido el aumento de la migración hacia zonas industrializadas, decidieron que ya no necesitaban una iglesia tan grande para cumplir con sus obligaciones religiosas y optaron por recuperar sus pequeños templos medievales. Tras el último servicio en 1976, la iglesia no solo quedó en desuso sino que cayó en un abandono que con el paso de los años se fue apoderando de toda su estructura.

Durante un tiempo, la iglesia se convirtió en lugar de culto para curiosos y fotógrafos como Jakob Ehrensvärd, que lograron inmortalizar el sosiego de este templo, a pesar de su avanzada decadencia, en una colección de imágenes aún disponible en su página web.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.