La fiscalía Anticorrupción formaliza la querella por el “caso Parque Marítimo”

La fiscal anticorrupción de Santa Cruz de Tenerife, María Farnés, lleva el caso a la vía judicial y el titular del Juzgado de Instrucción número 1 de la capital tinerfeña decreta secreto de sumario.


La denuncia presentada en verano de 2008 por los abogados Felipe Campos y Antonio Espinosa atendiendo a las quejas de numerosos vecinos acerca del ruido nocturno en el Parque Marítimo, ha desencadenado una investigación mucho más compleja que ahora además ha sido llevada a la vía judicial por la fiscal anticorrupción del municipio, María Farnés. Este paso decisivo en el caso deja, sin embargo, fuera del proceso a Miguel Zerolo, que en su condición de diputado del Parlamento de Canarias sólo podría ser procesado por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias. El la querella que ahora continuará por la vía judicial, se contemplan las actividades de ocio nocturno llevadas a cabo por el empresario Luis Gil, que desde hacía varios años tenía la concesión del Parque Marítimo, una sociedad cofinanciada conjuntamente por el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife y la Autoridad Portuaria.  Es por ello que el caso de los eventos sin licencia llevados a cabo en suelo público implica no sólo a los empresarios beneficiarios desde que el parque comenzara su actividad a mediados de los 90, sino a numerosos miembros del Ayuntamiento y de la Autoridad Portuaria.

 

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *