La evasión fiscal de las grandes empresas alcanza los 90.000 millones de euros

Amnistía Internacional, Greenpeace e Oxfam Intermón presentan un paquete de medidas para salir de la crisis ‘con dignidad y derechos’.

Amnistía Internacional, Greenpeace e Oxfam Intermón han presentado al Gobierno Estatal un Decálogo de Medidas frente a la Crisis y les piden un cambio de rumbo con respecto a las políticas emprendidas hasta el momento. Estas organizaciones han transmitido al Ejecutivo sus preocupaciones por “las consecuencias que están teniendo las medidas de austeridad adoptadas para hacer frente a la crisis”.

Según denuncian estos organismos, los recortes del Gobierno están produciendo grandes niveles de desigualdad, pobreza, desatención sanitaria en los inmigrantes, limitación de los derechos civiles y desempleo. Entre estos datos, destaca como estas políticas de austeridad han permitido más de 400.000 ejecuciones hipotecarias desde 2008, “sin que existan datos de cuántas de ellas se han llevado a cabo sobre primeras viviendas y cuántas personas han sido desahuciadas”. Además, denuncian que el 85 por ciento de las empresas del Ibex 35 tienen presencia en paraísos fiscales y la evasión fiscal alcanza los 90.000 millones de euros.

Amnistía Internacional, Greenpeace, e Oxfam Intermón han enumerado las recomendaciones al Gobierno:

  • Frenar la desigualdad social impulsando un cambio de rumbo en las políticas de austeridad, de forma que se priorice la inversión en derechos humanos y el blindaje legal de los derechos sociales consagrados en la Constitución para todas las personas sin discriminación.
  • Modificar el Real Decreto Ley 16/2012 y se garantice el acceso al derecho a la salud para todas las personas.
  • Asegurar que ni la reforma del Código Penal, ni la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana, limitan el derecho a manifestación pacífica de manera injustificada y contraria al derecho internacional.
  • Una legislación que prohíba expresamente los desalojos forzosos, tal y como reconocen las normas internacionales ratificadas por España.
  • Una tasa a las transacciones financieras, y que los ingresos esperados por esta tasa se destinen al desarrollo social y a proteger a las víctimas de la crisis en España.
  • Recuperar de manera progresiva la cooperación para el desarrollo en 2014, con el objetivo de volver a situar a España en los niveles correspondientes al tamaño de su economía.
  • Reformar los mercados eléctricos para garantizar el acceso prioritario a la red a los productores de renovables con un marco legal que incentive la inversión en el sector. Además de por fin a todas las subvenciones a los combustibles fósiles y a la energía nuclear.
  • Fomentar la gestión racional y sostenible de los montes, garantizar el futuro de la pesca y de la biodiversidad marina mediante la defensa de la pesca artesanal y sostenible, apoyar la agricultura ecológica y prohibir los cultivos transgénicos.

 

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.