La erupción se produce a 200 metros de profundidad

Los científicos creen que ‘existe una probabilidad muy baja de que se produzca una erupción en tierra’.

Los nuevos datos obtenidos por la campaña científica que viene realizando el buque del Instituto Español de Oceanografía -IEO-, “Ramón Margalef”, sobre la erupción submarina de El Hierro, permitirán hacer un mejor pronóstico del desarrollo de la erupción submarina, afirmó el miembro del Comité Científico del Plan de Protección Civil por Riesgo Volcánico de Canarias -PEVOLCA-, Joan Martí.

Para el investigador, los datos han confirmado que se trata de una erupción fisural que se encuentra situada en la intersección de la falla con la fisura, a una profundidad de unos 200 metros, y que puede “emitir unos 40 millones de metros cúbicos de magma e incluso algo más”.

Según Martí los datos actuales de sismicidad y el nivel del tremor así como los aportados por la citada campaña científica permiten afirmar que existe una probabilidad muy baja de que se produzca una erupción en tierra.

Por su parte, el investigador del “Ramón Margalef”, Francisco Sánchez, anunció el inicio de la segunda fase de investigación que se centrará en la obtención de imágenes de la zona. No obstante, Sánchez advirtió que debido a la turbidez del agua de la zona de La Restinga se comenzará por la zona de El Golfo y se continuará en el área actual de la erupción cuando se normalice el proceso.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.