La derrota del Tenerife dificulta aún más la permanencia blanquiazul

El gol de David Prieto en propia puerta sentenció el partido 2-1 a favor del Granada.

 

Aunque Pablo Sicilia abrió el encuentro con un gol de cabeza cuando apenas habían transcurrido los primeros nueve minutos de partido, la suerte no iba a estar hoy a favor del equipo insular. Con el 0-1 se llegó al descanso en un encuentro que parecía dominado por el Tenerife, que al menos estaba logrando mantener la temprana ventaja en el marcador. Sin embargo, en el minuto 63 Aragoneses fue sorprendido por el disparo de Ighalo desde el centro del área. Unos minutos antes Melli había sido amonestado por segunda vez con una tarjeta amarilla, lo que le costó la expulsión, por lo que el Tenerife ya jugaba con diez cuando se produjo el gol del Granada. Pero aún estaba por producirse otro golpe de mala suerte, el disparo de Nyom en el minuto 75 golpeó a David Prieto, que terminó introduciendo el esférico en propia puerta, decantando el marcador final 2-1.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.