La crisis modifica los hábitos de consumo

Disminuye el gasto en ocio y se reduce el volumen de comida en los hogares.

La crisis económica no solo ha provocado que los ciudadanos realicen menos actividades de ocio como salir a cenar fuera de casa o ir al cine. Según los últimos datos del Gobierno central, lo más alarmante es que la subida de impuestos y el descenso del poder adquisitivo está provocando que los españoles también inviertan menos en alimentación y, en cualquier caso, siempre acudan a los productos más económicos.

En el caso concreto de Canarias, donde la tasa de desempleo es del 34 por ciento, el total de alimentos adquiridos durante el último año es un 8 por ciento inferior al de 2008. Desde el inicio de la crisis hace cuatro años, se estipula que, de media, cada canario consume un 18 por ciento menos de kilos de alimentos

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.