La creación de un banco de ADN de menores no convence al Instituto de Toxicología

Según el director delegado, existen numerosas objeciones de carácter legislativo que no hacen viable la creación de este banco de datos o de muestras, por lo que la investigación requiere avanzar por otros métodos.

 

“Ya existen bases de datos de desaparecidos, y lo que hay es que darle a la investigación es el ámbito que corresponde”. Ésas fueron las palabras de José Antonio Cuellas Arroyo, director delegado en Canarias del Instituto de Toxicología, durante su intervención en la comisión parlamentaria sobre niños desaparecidos en Canarias. Para Cuellas Arroyo la creación de un banco de datos con ADN de menores en una opción inviable, no sólo porque existan dificultades legales a la hora de poner en marcha dicha propuesta –Ley Orgánica de protección de datos y ley para el uso de ADN en investigaciones forenses- sin porque además no facilitaría el trabajo en un procedimiento que lo que requiere es más un cambio en el enfoque de las investigaciones que en la metodología de la recogida de datos.
El Parlamento canario está tratando este tema en una comisión especial sobre niños desaparecidos con el objetivo de reconocer y encontrar a los menores desaparecidos en mucho menos tiempo, pero Cuellas Arroyo considera que lo necesario es una transformación a nivel legislativo para coordinar mejor las diferentes diligencias que trabajan en la investigación y acelerar el proceso de búsqueda.

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.