La compra de Bankia por Caixabank afectará negativamente a los usuarios

Bankia

José Ignacio Goirigolzarri y Gonzalo Gortázar

FACUA asegura que la operación provocará aumento de comisiones, cierre de oficinas, despidos y la privatización de Bankia

FACUA-Consumidores en Acción advierte de que la compra de Bankia por Caixabank puede traer graves perjuicios a los consumidores, que van a ver reducida su capacidad para elegir con qué entidad contratar sus servicios, al existir menos oferta en el mercado.

La asociación recuerda que la fusión puede traducirse en una pérdida del poder negociación de los usuarios, además del cierre de oficinas y el recorte de empleos. La concentración bancaria termina perjudicando a los consumidores, que al final asumen el aumento de comisiones por los servicios bancarios de las entidades y ven deteriorada la atención con el previsible cierre de oficinas.

Incremento de comisiones

FACUA incide en la reciente modificación de las condiciones de las cuentas corrientes de Caixabank, cuyas comisiones aumentarán hasta en 240 euros anuales para aquellos usuarios que no tengan contratados más servicios con la entidad. De producirse la absorción, cabe pensar que los actuales clientes de Bankia deban hacer frente igualmente a estas nuevas condiciones.

Así, la asociación señala que para obtener rentabilidad, las entidades pueden buscar los márgenes financieros en el incremento de las comisiones por los servicios ofrecidos, tras la pérdida de beneficios por el estrechamiento de los tipos de interés, lo que supondría un aumento de gastos para los usuarios.

Peligro en el sistema bancario

De igual forma, FACUA alerta del gran riesgo que puede suponer la existencia de entidades bancarias de gran tamaño, pues la quiebra de una entidad del tamaño que tendrá la resultante de la fusión puede poner en serio peligro el sistema bancario y la economía del país. Una situación así podría llegar a afectar al resto de bancos, pudiendo provocar una quiebra generalizada y obligando posiblemente a una nueva inyección de dinero público, con las consecuencias negativas que puede acarrear esta situación.

La privatización de Bankia

La asociación pone de manifiesto que la compra de Bankia por parte de Caixabank supone de facto la privatización de Bankia, que actualmente cuenta con un 61,8% de participación del Estado. Con la absorción, la participación pública en la nueva entidad ascendería sólo al 15%.

En este sentido, FACUA lamenta, una vez más, que el Gobierno no apueste por una banca pública, una reivindicación de la asociación durante años al Ejecutivo para garantizar los derechos de los usuarios a través de una banca ética y libre de fraudes y abusos, y recuerda que la fusión va a producirse sin que Bankia haya devuelto los 24.000 millones de euros que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) le inyectó para su rescate hace más de ocho años.

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.