La ciudadela de Fasil Ghebi

Fasil GhebiCastillos, leyendas y emperadores en el corazón de Etiopía.

Sobre la fundación de la ciudad etíope de Gondar existen numerosas leyendas. Probablemente una de las más extendidas y curiosas es la que se refiere a a un búfalo que guió al emperador Fasilidas hasta un estanque en el que les esperaba un ermitaño. Éste le dijo que en aquel lugar debía erigir su ciudad y que ésta terminaría convirtiéndose en la capital del reino.

Al parecer, Fasilidas se tomó aquellas recomendaciones al pie de la letra y a comienzos del siglo XVII comenzó a erigir un complejo amurallado de torres y castillos que recibió el nombre de Fasil Ghebi y que comúnmente se conoce como ‘El Camelot de África’.

Fasil Ghebi fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1979, una catalogación en la que también se incluían lugares fuera de la ciudadela, tales como la abadía Luz de la Trinidad, el Palacio de Guzara o los Baños de Fasilidas.

Toda la zona se caracteriza por unas líneas de construcción muy particulares que dieron lugar a una corriente arquitectónica conocida como ‘estilo de Gondar’, con influencias por un lado nubias y por otro lado del Barroco europeo, introducido en Etiopía por los jesuitas portugueses durante sus misiones. La ciudad fue además un importante centro cultural y comercial del país y, tal como profetizara el ermitaño del lago, capital de Etiopía hasta el año 1855, en el que debido a los saqueos y el posterior abandono, Gondar entró en decadencia.

Con todo, la historia posterior ha vuelto a hacerle justicia y Gondar sigue siendo una de las ciudades emblemáticas del país.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.