La central hidroeléctrica de Gran Canaria obligará a la adquisición de nuevas parcelas

Se verán afectados 122.321 metros de terreno agrario y urbano al sur de la isla.

 

 

En total, habrá que expropiar 213 parcelas, 127 en el municipio de Mogán y 86 en el de San Bartolomé de Tirajana, con el fin de conducir el agua de la desaladora prevista en Arguineguín hasta las presas de Chira y de Soria, al sur de Gran Canaria. El bombeo, el caudal del agua y las tres turbinas reversibles encargadas de generar energía serán una obra subterránea, sin embargo, su instalación obligará a la expropiación de nuevos terrenos en los que además se ubicarán los tramos aéreos y las torres encargadas de evacuar la energía producida hacia otras subestaciones.

Conforme a lo establecido por la ley, la Dirección General de Industria y Energía del Gobierno de Canarias expone públicamente el proyecto y la autorización administrativa para la expropiación de dichos terrenos.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.