La catástrofe fue consecuencia de un “fallo institucional”

El avión siniestrado de Spanair estaba a punto de agotar la fecha límite del certificado de aeronavegabilidad.

Cinco imputados por el accidente de Spanair declararán en septiembre

Tres años luchando por la verdad

Tres años, trescientos folios

‘El informe no ha estado a la altura de las expectativas’

La revisión completa de la aeronave de Spanair que se estrelló en 2008 en el aeropuerto de Barajas se había demorado demasiado tiempo. Así lo asegura la Junta directiva de la Asociación de Afectados del Vuelo JK5022, que insiste en que el certificado de aeronavegabilidad del avión siniestrado iba a vencer el día 22 de agosto de 2008, esto es, dos días después del accidente.

Era necesario, por tanto, realizar una renovación completa de dicho certificado, dadas las fechas tan próximas a su vencimiento. Sin embargo, no se realizó, y la Asociación señala que este hecho también debe ser tenido en cuenta en la investigación que se está realizando.

Durante los actos de homenaje a las 154 víctimas de la tragedia se ha exigido la modificación del informe presentado, ya que no tiene en cuenta éste y otros aspectos que señalan como principales responsables del accidente tanto a la compañía aérea como a la fabricante de la aeronave.

Asimismo, la Asociación ha anunciado ya que cuenta con el respaldo del Sepla para la elaboración de un informe independiente en el que se esclarezcan “las causas verdaderas del accidente” y se rectifique el publicado por el Ministerio de Fomento a través de la Comisión Investigadora de Accidentes.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.